Hot Stamping



Se transfiere un pigmento de alta resolución a grandes temperaturas en cualquier superficie de un objeto. Los diseños o imágenes son grabados previamente en una cuña la cual es colocada en una lámina a la cual llamamos foil y se coloca en el objeto o superficie a imprimir. Posteriormente es aplicada una sustancia pigmentada al objeto en alta resolución y como siguiente paso se transfiere a una nueva superficie mediante un proceso de alta temperatura.

Los colores más utilizados en esta técnica son oro y plata al ser colores metálicos en los cuales se pueden aplicar transparencias, una vez que se adhiere la imagen a la nueva superficie gracias al adhesivo se hace cierta presión para un mejor agarre aplicando a demás una temperatura no mayor a los 300 grados Celsius.

Ventajas del proceso Hot Stamping

  • Es un procedimiento eficiente 
  • Su calidad permite ver sus colores nítidos
  • No se requiere de gran experiencia para su uso
  • Es amigable con la mayoría de materiales y superficies
  • Se logran diseños más atractivos para el resultado
  • Destaca tus productos de este proceso sobre la competencia.